Baba de caracol

LA LIMASINA O BABA DE CARACOL

Si hace tan solo diez años nos hubieran propuesto que nos aplicáramos la secreción de un caracol con el argumento de regenerar y rejuvenecer nuestra piel, lo más probable es que hubiéramos mandado a paseo al proponente. Hoy día tal propuesta nos parece cosa lógica y a buen seguro que la aceptaríamos.

Sin embargo las propiedades curativas del caracol y en especial su baba se remontan a tiempos bien remotos. Se han encontrado indicios de su uso en la antigua Grecia y también la farmacopea medieval revela que se usaba en el tratamiento de úlceras gastrointestinales, dado su gran poder regenerador, y a modo de jarabe para apaciguar la tos. Continuar leyendo →