Rejuvenece tu cabello

Compártelo en redes
  • Yum

Y luce tu melena al viento

¿Por qué se cae el cabello?

El cabello, de igual forma que la piel, se va deteriorando con el paso del tiempo. Nuestro pelo envejece y por ello necesita tratarse adecuadamente en cada época de nuestra vida.
A su vez, los agentes externos atacan y malogran nuestra cabellera. El calor, el frío, los cambios bruscos de temperatura, el alto grado de contaminación reinante en ciudades medias y grandes, etc., todo ello causa perjuicio a la salud del cabello.

melena-al-vientoCada día se pierden del orden de 50 a 100 cabellos. Es una pérdida natural motivada por la propia regeneración capilar que no nos debe preocupar.  El problema nace cuando esta cifra aumenta de manera considerable.

Cuando la pérdida de pelo es superior a la calificada como normal, debemos considerar las causas por las que se produce. Nuestra cabellera puede sufrir otros problemas, como son la merma de masa, la fragilidad y el quebranto de textura, que hacen más débil a nuestro cabello. Todo ello incrementa las posibilidades de perder nuestro pelo de forma rápida, sin dar opción al natural ciclo regenerativo.

Por lo general, salvo casos de influencia hereditaria, la pérdida de cabello viene dada por una incorrecta alimentación sanguínea del  folículo piloso. La falta de aportación vitamínica va debilitando la raíz, lo que provoca que el cabello se debilite, enferme y caiga.

Al margen de que la genética puede influir y resulta ser una variable de suma importancia en algunos casos, lo cierto es que para la mayoría de personas, una correcta higiene, un saludable estilo de vida  y una adecuada alimentación son los factores determinantes que harán que nuestro pelo crezca sano y luzca con mayor esplendor.

Factores que debemos tener en cuenta

Ya hemos adelantado que hay tres puntos básicos para mantener en forma nuestro cabello. En ellos debemos centrar nuestra atención.

Alimentación. Por lo general, la alimentación repercute en nuestro estado de salud. También,  una alimentación sana y equilibrada es fundamental para que nuestro cabello crezca y se mantenga saludable. Nuestro pelo necesita el aporte de vitaminas y minerales necesario para su correcto crecimiento. Hay un dicho que mantiene que cuando el alimento es sano se muere de anciano.

Estilo de vida. La forma de vida también influye en nuestra salud y consecuentemente en nuestro pelo. Hemos de procurar vivir de manera sana. Debemos potenciar el ejercicio físico, el descanso, relax y horas de sueño, el contacto con la naturaleza, etc. Todo ello es importante y hemos de intentar que nuestros hábitos se ajusten a lo anterior. También aquí podríamos aplicar otro dicho que expone cuerpo y mente aliviados, salud y años avalados.

cabello-hombreHigiene y cuidado. Una correcta higiene es otro factor fundamental que hemos de tener presente. Debemos lavar el cabello utilizando un champú adecuado a las características de nuestro pelo, sabiendo que tres veces a la semana suele ser suficiente. También podemos utilizar acondicionadores nutritivos, siendo conscientes de que los productos se ajustan a las necesidades, son de calidad contrastada y naturales. Después aclararemos con agua tibia y luego fría. El secado es preferible hacerlo de manera natural, evitando aplicar calor y secadores que podrían dañarlo. En todo caso, utilizaremos una toalla con la que secar al máximo la cabeza y el pelo, evitando restregar y tensar el cabello.
Lavar el pelo con mucha frecuencia no es bueno ni malo en sí, el problema reside, por un lado en la calidad y componentes de los productos, y por otro en, dicho vulgarmente, la calidad del agua, esto es, la cantidad de cal, cloro y otros compuestos que pueden perjudicar al pelo y cuero cabelludo.


Cosas que debemos evitar

El calor proporcionado por secadores y aparatos de aire caliente, el uso de planchas de calor y otros similares y en general la aplicación de calor a nuestro pelo lo perjudica notablemente. Se ha de procurar limitar al máximo este tipo de aparatos.
A su vez, la exposición larga a rayos solares o uva influye de forma negativa en la salud del pelo. Si te gusta bañarte en el mar, procura lavar tu pelo, una vez salgas, para eliminar todo el salitre que se adhiere al cuero cabelludo y al pelo. Tampoco los cambios bruscos de temperatura ni el uso continuado de gorros plásticos ayudan a mantenerlo sano.

También el componente emocional influye en la vida de nuestro cabello. Tanto el estrés como los estados de ansiedad alteran su comportamiento y merman su capacidad de renovación. Tengamos presente que el estado anímico, forma parte de la salud general y como tal repercute en la salud del cabello.

Por lo que respecta a los alimentos y bebidas, se debe reducir al máximo el consumo de dulces, el exceso de sal y las bebidas azucaradas y de cola. También el alcohol y por supuesto el tabaco.

Consejos y terapias para mantener el cabello joven

Ante los primeros síntomas de pérdida anormal de pelo, un consejo útil es cortar el pelo a la mitad de su actual largura. De esta forma, se elimina la parte que probablemente se encuentre débil y arpada, a la vez que se fortalece el resto.

Evita el cepillado del cabello estando este mojado. El cabello mojado tiende a enredarse. Espera a que seque para luego cepillarlo o peinarlo.
cabello-chicaDeja que tu cabello se seque al aire. Trata de evitar aparatos de calor. Utiliza la toalla para eliminar el grueso de agua y luego deja al aire tus cabellos.

Utiliza protección en baños públicos. Tales como piscinas, ya que el agua de estos sitios contiene cantidades altas de cloro y otros que no benefician a la salud del cabello.

Consume frutas y verduras en abundancia. Este tipo de alimento es muy beneficioso para la salud en general y, como no, también para el cabello.

Los siguientes remedios caseros se han mostrado eficientes en muchos casos, no por ello se puede garantizar el éxito en todas las personas. Las características personales de cada individuo, factores internos y procesos derivados de otros hacen imposible un diagnostico en común.

Tratamiento con huevo (para fortalecer). Se bate un huevo. Una vez mezclado usaremos la cantidad equivalente a media tacita (de las de café). En el caso de cabellos secos y quebradizos utiliza sólo la clara de huevo, sin la yema. Luego se aplica sobre el cabello, limpio y húmedo, mediante suave masaje y se deja actuar unos 15 minutos. Posteriormente se aclara con agua fría.

Aceite de almendras (para fortalecer). Verter en una tacita, hasta la mitad, una cantidad de aceite de almendras. Luego, calentar ligeramente (unos 20º/25º) al baño maría. Aplicar de forma uniforme sobre el pelo, con un ligero masaje. Dejarlo actuar unos 30 minutos y después lavar con el champú adecuado y aclarar.

Romero (para fortalecer). Poner unas hierbas de romero en agua y hervir a modo de infusión. Luego, dejar enfriar y posteriormente aplicar con un suave masaje en el cuero cabelludo. Aclarar convenientemente. En la India está muy extendido el uso del romero como medida capilar. Los hindúes frotan las hierbas de romero directamente sobre el cuero cabelludo y vista la abundancia de sus cabellos parece que la medida tiene éxito.

Cerveza (para hidratar). Se vierte 1/2 vaso de cerveza sobre el pelo mojado. Se realiza un suave masaje con las yemas de los dedos sobre el cuero cabelludo. Se deja actuar durante unos 20 minutos y luego se aclara con abundante agua fría. Se puede repetir una vez por semana.

Miel y aceite de oliva (aporte de proteínas). Se unen un par de cucharadas de miel junto con otro par de aceite de oliva y un poco de yema de huevo, equivalente a media cuchara. Mezclar bien, hasta alcanzar una masa líquida. Luego se aplica, mediante suave masaje, y se deja que actúe unos 20 minutos. Después se lava y se aclara con abundante agua.

Zumo de calabaza (abrillantar y suavizar). Medio vaso de zumo de calabaza, mejor recién extraído. Se aplica, con ligero masaje, sobre el pelo de la cabeza y se deja durante unos 20 minutos. A continuación se lava convenientemente y se aclara.

Bicarbonato sódico (limpieza en profundidad). Se mezclan 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en ¼ de litro de agua. Una vez lavado el cabello con el champú y medio aclarado este, se aplica la solución bicarbonatada y se deja reposar unos 5 minutos. Seguidamente se procede al aclarado total con abundante agua. Esta solución potencia la acción limpiadora. Dejar que transcurra unas dos semanas antes de repetir.

Vinagre (para alisar). Aplicar una mezcla de vinagre de manzana y agua (al 1 por 5) equivalente a una taza. Aplicar sobre el pelo una vez lavado este y todavía húmedo. Dejar unos 5 minutos y luego aclarar adecuadamente.

Angel García
Peluquero y estilista
Experto en imagen
En exclusiva para Comserpro – Septiembre 2015
© Todos los derechos reservados
Safe Creative #1509025067375

Este artículo ha sido visto 1.981 veces


Compártelo en redes
  • Yum

Deja un comentario