Posturas ante el ordenador

Compártelo en redes
  • Yum

TRABAJAR CON ORDENADOR
Posturas ante el ordenador para evitar el cansancio y las lesiones musculares.

Somos muchas las personas que pasamos innumerables horas delante del ordenador, ya sea por motivos laborales o simplemente por hobby, distracción o entretenimiento.

posicion ante ordenadorTanto si se trata de sesiones completas de trabajo o accesos puntuales de sólo algunos minutos, es conveniente que tengamos en cuenta una serie de consejos que nos ayudarán a prevenir el cansancio físico, que acarrea el trabajo con el ordenador.

Son diversas la investigaciones llevadas a cabo con el fin de mejorar el rendimiento y la productividad de las personas que trabajan frente a la pantalla del PC.

Según algunas de estas investigaciones,

  • realizar tareas repetitivas durante largos periodos de tiempo,
  • una disposición inadecuada del lugar de trabajo,
  • la posición incorrecta del cuerpo y
  • los hábitos de trabajo deficientes,

pueden ocasionar cansancio y lesiones físicas en tendones, músculos y nervios.

Por ello, ante cualquier síntoma de dolor, rigidez, hormigueo, calambre, inflamación o agarrotamiento de manos, muñecas, brazos, hombros, cuello o espalda, lo recomendable es consultar con un profesional médico.

Adecuación y disposición del espacio de trabajo.

El monitor y el teclado deben de estar frente a usted, y el ratón o dispositivo apuntador junto a ellos.

Coloque el ratón en una posición cercana de modo que sea posible utilizarlo sin necesidad de mover los codos. Previamente adecue el software del teclado y del ratón a sus preferencias (botones, velocidad, rueda, doble clic, etc.).

Instálese y acomódese correctamente:

  • Ajuste la altura de la silla y la mesa de manera que el teclado y el ratón queden a la misma altura o por debajo de los codos.
  • Utilice, en caso necesario, el mecanismo de ajuste del teclado para que este alcance la altura deseada.
  • Recuerde que si utiliza una alfombrilla para el ratón, tendrá que tener en cuenta el grosor de la misma para realizar los ajustes de altura necesarios.
  • Mantenga los pies sobre una superficie firme y los hombros relajados.

posicion incorrectaDisponga los materiales en el escritorio de acuerdo con su frecuencia de uso:

  • Uso habitual. Colóquelos lo más cerca posible.
  • Uso normal. Colóquelos al alcance de su brazo.
  • Uso esporádico. Colóquelos en un lugar más lejano pero práctico.

Coloque los documentos que va a utilizar mientras escribe lo más cerca posible del monitor para reducir los giros de la cabeza y los cambios de enfoque visual.
Pruebe a utilizar, en su caso, un portadocumentos.

Posición de manos, muñecas, brazos y hombros.

Mantenga las manos, muñecas, hombros y brazos relajados; en una posición cómoda mientras trabaja.

posicion correctaPara ello mantenga las manos muñecas, hombros y brazos relajados mientras trabaja. Deje caer los brazos a ambos lados de su cuerpo durante unos segundos y estírelos  hacia el suelo para relajarlos. Intente mantener el mismo grado de relajación mientras trabaja.

Si dispone de un reposamuñecas o un reposamanos, utilícelo solo durante las pausas al escribir.
No lo utilice mientras escribe puesto que puede aumentar la tensión ejercida sobre las manos y, por tanto, el riesgo de lesiones.

Al utilizar el teclado o el ratón, asegúrese de que los codos permanecen a ambos lados del tronco.
Mantenga las muñecas relajadas y rectas. No las doble hacia arriba ni hacia abajo y no las tuerza hacia ningún lado.

Mantenga los hombros relajados. No los encorve ni los encoja.

Ejercite hábitos de trabajo adecuados

Descanse con frecuencia durante algunos minutos. Levántese y pasee como mínimo una vez cada media hora.

Combine la naturaleza de sus tareas durante la jornada. Realice distintos movimientos con manos y brazos de vez en cuando.

No ejerza presión sobre el teclado y utilice el ratón sin aferrarse a él para un mayor control.

Haga uso de las opciones de software para personalizar el ratón con el fin de reducir al mínimo los movimientos repetitivos o incómodos y evitar así la acumulación de tensión en manos, muñecas y brazos.

Manténgase alerta ante los posibles indicios de cansancio

Si durante o después de la utilización del teclado, nota cualquier síntoma de dolor, debilidad, rigidez u hormigueo en manos, muñecas, codos, hombros, cuello o espalda, o si sospecha que una molestia determinada es fruto del uso del teclado o del ratón, consulte con un profesional médico.

Obtenga información del fabricante.

Siempre es interesante consultar los manuales del fabricante, acerca del uso y personalización de los dispositivos en cuestión. Un uso adecuado puede contribuir a evitar la aparición de síntomas de cansancio.

© Irupé
En exclusiva para Comserpro – Diciembre 2011
Todos los derechos reservados
Prohibida su reproducción
Safe Creative #1112290825443

Este artículo ha sido visto 4.638 veces


Compártelo en redes
  • Yum