Las plantas medicinales son fuente de salud

Compártelo en redes

Propiedades medicinales de tres plantas

plantas medicinales caseras

Las plantas medicinales son fuente de salud. Desde hace miles de años se vienen utilizando como medicación para dolencias de diverso tipo. De hecho, los medicamentos modernos se basan en los principios activos de las plantas, y los modernos laboratorios ensayan con mezclas de diversidad de plantas que la naturaleza pone a nuestro alcance.

Ya en su momento Philippus Aureolus (17/12/1493 – 24/09/1541), conocido comúnmente como Paracelso, dijo que la farmacia se encontraba en los prados y las colinas de nuestro entorno.

El número de plantas medicinales es inmenso. En líneas generales, la mayoría de plantas tienen efectos medicinales. El problema suele radicar en la forma de aplicación y la cantidad necesaria para remediar el mal. También en caso de una inadecuada utilización, que puede dar origen a alergias e intolerancias por parte de nuestro organismo, incluidos efectos nocivos y venenosos.

Las propiedades benefactoras que las plantas medicinales nos ofrecen son amplísimas y de toda índole. Desde las meramentes curativas, pasando por las analgésicas, diuréticas, depurativas, etc. Algunas actúan como estimuladoras de las defensas de nuestro cuerpo. Otras refuerzan el funcionamiento de nuestros órganos internos. También las hay que aportan vitaminas y minerales, necesarios para la salud.

Tres plantas medicinales que empiezan con C de caseras.

Caléndula (Calendula officinalis)

También conocida como maravilla y flor del muerto.
Se trata de una planta de unos 50 cm de altura, con tallos erectos y ramificados desde la base formando densas matas. Sus hojas son lanceoladas, simples, de entre 5 y 20 cm de largo y su flor es discoidal, muy vistosa, de color amarillo y a veces anaranjado.
Es una planta medicinal que aporta amplios beneficios a nuestro cuerpo. Tanto a nivel interno como externo.

Estas son algunas de sus propiedades:
Depuradora de toxinas. Se recomienda para eliminar elementos perniciosos del sistema circulatorio. También para problemas estomacales y digestivos, así como dolencias del bajo vientre y obstrucciones intestinales.
Muy recomendada para tratar problemas de la piel y curar lesiones externas. Inflamaciones, quemaduras, hongos, varices, picaduras, eccemas. Posee tambien propiedades antisépticas  y antibacterianas.

Cardamomo (Elettaria cardamomum)

Es una planta medicinal perenne y aromática de unos 3 metros de altura. Sus hojas son alternas y lanceoladas de unos 50 cm. Posee un aceite esencial que es aperitivo, estimulante y carminativo. Procedente del sudeste asiático, y en mayor medida de la India.

Se utiliza para aligerar problemas digestivos. Posee un olor alcanforado, cálido y penetrante. También se usa para aliviar hemorroides y problemas urinarios. Asimismo sirve para mitigar la intolerancia al gluten de los cereales, que sufren algunas personas.
Lo más conocido son sus frutos, que generalmente se utilizan para dar sabor a las comidas.
La semilla de cardamomo contiene entre otros, proteínas, carbohidratos y fibra. Regula el metabolismo, ayuda a curar la artritis y es bueno para los diabéticos. Su aceite esencial es conocido por sus propiedades en aromaterapia.
Debe administrarse con sumo cuidado a personas con alergias respiratorias. Tampoco es recomendable su uso en caso de úlceras gastroduodenales, intestino irritable, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, hepatopatías y enfermedades neurológicas.

Cilantro (Coriandrum sativum)

Es una hierba anual de la familia de las apiáceas, que alcanza unos 50 cm de altura. Su tallo es erecto y sus hojas compuestas. Posee flores blancas y frutos aromáticos.

Se usa comúnmente en la cocina mediterránea y también en la oriental. Es comestible en todas sus partes.
Resulta útil para combatir la flatulencia, la mala digestión, el mal aliento y la anorexia nerviosa. Como aplicación externa se usa para combatir el reumatismo y los dolores articulares. Asimismo actúa como cicatrizante y desinfectante, en llagas y heridas.
Es astringente, previene ascárides, lombrices, regula el atraso menstrual. También sirve para prevenir mareos, vómitos y cólicos.

PD: La ingesta de cualquier preparado herbáceo, como ocurre con los fármacos, debe realizarse bajo prescripción y asesoramiento de personal cualificado.

Rina García
Diplomada en enfermería y terapias alternativas.
Comserpro – Febrero 2016
© Todos los derechos reservados
Safe Creative

Este artículo ha sido visto 9.088 veces


Compártelo en redes