La cebolla. Alimentos sanos y saludables

Compártelo en redes

Alimentos para mantener nuestro cuerpo sano

Cebolla (Allium cepa)

cebolla alimento saludable

La cebolla es un alimento imprescindible en la cocina. Tanto por sus cualidades culinarias como por sus beneficios sobre la salud.

La cebolla pertenece a la familia de las liliáceas, que agrupa a más de 3.000 especies repartidas por casi los cinco continentes. Es una planta vivaz, bulbosa, que puede superar los 80 cm de altura.

Posee un bulbo grande, redondeado y aplanado según la variedad. Dispone de biznas que varian entre el color blanco y el color morado.

Sus hojas son redondeadas, con tonalidad verde-azulado y sus flores forman un ramillete globuloso en forma de umbela.

De origen asiático, se cultiva con toda normalidad en España y países mediterráneos. La planta florece en verano, entre julio y agosto, y sus frutos son diminutas capsulas llenas de semillas finas y color negro.

Se recolecta a máquina y en algunas zonas manualmente. Una vez recogida se dejan secar los bulbos para luego limpiarlos, clasificarlos y posteriormente almacenarlos en lugar seco.

Además de sus virtudes culinarias, la cebolla resulta muy apreciada por sus propiedades benefactoras para nuestro organismo. Durante tiempo se ha utilizado como remedio casero para muchos males. Se usado para tratar problemas respiratorios, asma, ascitis, hipertensión, reuma, tuberculosis e incluso dolores de cabeza.

La cebolla es hipoglucemiante, antiséptica y reduce el nivel de colesterol.

Entre sus componentes se han encontrado disulfuro de alilpropilo, junto con otros compuestos sulfurados, que otorgan a esta planta sus virtudes más relevantes. También contiene diversos azúcares que resultan muy importantes ya que realzan sus cualidades condimenticias; asimismo es rica en vitaminas A, B y C.

Posee una alta acción diurética, que se ve reforzada por la presencia de otras estructuras llamadas flavonoides, que ofrecen además acción antiinflamatoria.
La cebolla es hipoglucemiante, antiséptica y reduce el nivel de colesterol.

También son conocidas sus acciones hipotensoras, antihelmínticas, febrífugas y antirreumáticas. Tomada fresca alivia activamente las afecciones de las vías respiratorias altas, sobre todo la tos y el catarro.
El caldo de una cebolla hervida resulta beneficioso para tratar resfriados comunes.

Además, sus compuestos sulfurados poseen un fuerte efecto antibiótico y desinfectante, que la hacen adecuada para tratar determinados trastornos gástricos e intestinales.

Asimismo resulta apropiada su aplicación en fresco para aliviar las picaduras de insectos. Para ello se machaca y se aplica localmente.

Hipotensora, diurética y antiinflamatoria. Se puede encontrar en farmacias como jugo, pastillas y aceite esencial.

Redacción Comserpro
Comserpro – Noviembre 2018
© Todos los derechos reservados
Safe Creative

Este artículo ha sido visto 186 veces


Compártelo en redes