El ardor de estómago

Compártelo en redes
  • Yum

15 consejos para evitar el ardor de estómago

ardor de estómagoEl ardor o acidez de estómago, conocido medicamente como pirosis, se caracteriza por un dolor ardiente torácico. Es como una sensación de ardor que comienza en la boca del estómago detrás del esternón y que asciende por el pecho hasta llegar a la garganta e irradiar el cuello.

Se produce porque el órgano encargado de cerrar el esófago (cardias) no actúa adecuadamente. La función del cardias consisten en obstruir el paso una vez el bolo alimenticio ha llegado a la cavidad estomacal. Al no hacerlo convenientemente, se produce un reflujo gastroesofágico que da pie a esa sensación desagradable de ardor y acidez que sube por todo el esófago y que incluso inunda la boca.

Este síntoma, que suele experimentar más de un 30% de la población, se presenta una hora después de la comida y puede permanecer durante horas. Puede ir acompañado de regurgitación del contenido gástrico hacia la boca, dando lugar a un aumento de salivación como consecuencia de la irritación producida por el ácido estomacal.

Cuando este tipo de ardor se produce de forma cotidiana se convierte en enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y puede dar lugar a problemas de mayor calado y tornarse en úlcera o incluso dar pie a un cáncer.

Este síntoma, que suele experimentar más de un 30% de la población, se presenta una hora después de la comida y puede permanecer durante horas.

Los motivos que producen esta alteración pueden ser varios y de diversa índole. Básicamente se pueden dividir en tres: dietéticos, posturales y condiciones fármaco-médico y estado personal del sujeto. Estas pueden ser obesidad, enfermedades bucales y de garganta, periodos de embarazo, diabetes, hernia de hiato, ingesta de determinados fármacos, etc.

Conocidas las causas que provocan el ardor de estómago, veamos cómo podemos prevenir, o en su caso reducir, la aparición de este molesto síntoma.

  1. Procurar una dieta ligera, moderada en proteínas y pobre en grasas.
  2. No tomar frituras, rebozados, mantecas, salsas y alimentos de comida exprés.
  3. Evitar la ingesta de chocolate, alimentos picantes, frutas ácidas, tomates.
  4. Prescindir de bebidas con cafeína (café, té, etc.), refrescos, bebidas gaseosas, menta y en general del alcohol.
  5. No realizar comidas copiosas.
  6. Masticar adecuadamente la comida, para facilitar la labor estomacal.
  7. Dedicar el tiempo necesario a la comida y huir de comidas rápidas.
  8. Mantener un peso adecuado. Reducirlo en los estados de obesidad.
  9. Realizar una adecuada limpieza bucal tras cada comida.
  10. Mantener una correcta higiene dental y prevenir problemas de dientes y encías.
  11. No fumar y evitar el humo del tabaco.
  12. No tumbarse después de haber comido. Esperar un par de horas antes de hacerlo.
  13. Evitar situaciones de estrés y nerviosismo.
  14. No usar prendas que opriman la zona abdominal, ni realizar esfuerzos grandes tras haber comido.
  15. No tomar medicamentos sin previa receta médica.

En el mercado existen diversos medicamentos para tratar este problema, desde las conocidas pastillas anti-acidez a sobres efervescentes.

Cuando el ardor de estómago se produce esporádicamente, podemos aliviar la acidez mediante la ingesta de media cucharadita de bicarbonato sódico disuelta en medio vaso de agua.

En cualquier caso lo recomendable es acudir al especialista médico, quien debe valorar el alcance del problema y medicar en consecuencia.

Felipe Félix
Naturópata y experto en medicina alternativa
En exclusiva para Comserpro – Mayo 2013
© Todos los derechos reservados
Safe Creative

Este artículo ha sido visto 20.553 veces


Compártelo en redes
  • Yum