El Aloe vera, mucho más que una planta

Compártelo en redes
  • Yum

Aloe vera, una planta increíble

plantación de aloe vera

El Aloe vera es una de las plantas más increíbles de nuestra naturaleza, por la cantidad de beneficios que nos aporta. Pertenece a la familia de las liliáceas de hoja perenne. Existen diversidad de especies de aloe, pero sin duda el Aloe Barbadensis Miller (auténtico Aloe vera) es sin duda el más apreciado y el más eficaz. Algunas de las diferentes clases de aloe carecen de propiedades benéficas para el organismo, e incluso pudieran resultar perjudiciales, sobre todo a nivel de ingesta.

Desde hace más de 4.000 años los habitantes y en particular curanderos de épocas remotas han apreciado los múltiples efectos benefactores, tanto internos como externos, sobre las salud de las personas. Desde el mar Mediterráneo hasta los confines de Asia y Oceanía. Incluso los mayas, también apreciaban sus propiedades, dándole el nombre “fuente de juventud”.

Las hojas del Aloe vera contienen en su interior una sustancia, a modo de gel transparente, que es la que contiene las propiedades medicinales. Existen relatos que aseveran que el Aloe vera fue utilizado en las guerras púnicas como medicina para curar las heridas, tanto por su poder antiséptico, como cicatrizante.

A lo largo de los últimos 50 años los investigadores han ido profundizando en sus propiedades, descubriendo muchas que se han ido sumando a la larga lista de las ya conocidas. A las sabidas propiedades antisépticas, antiinflamatorias, hemostáticas, anti-virales, astringentes, antifúngicas, digestivas, dermatológicas, regenerativas, astringentes, etc. se van sumando cada día otras más que van hinchando la lista, tanto a nivel externo como a nivel interno. En este último caso como excelente regulador biológico y potente estimulador del sistema inmune. Desde las innumerables propiedades dermatológicas, hasta las recientes investigaciones de propiedades anti-cancerígenas, aunque estas últimas estén todavía por certificar de manera fehaciente.

Las hojas del Aloe vera contienen en su interior una sustancia, a modo de gel transparente, que es la que contiene las propiedades medicinales.

Los ingredientes naturales del Aloe vera resultan ser un completo y extraordinario suplemento dietético. Sus diversos nutrientes proporcionan suplemento alimenticio de alta calidad, aportando al organismo una óptima atención primaria.

Entre estos componentes se encuentran:

  • Ligninas y saponinas
  • Vitaminas, del tipo A, B1, B2 B3, B6, B9, C, E, colina
  • Minerales, como calcio, fósforo, potasio, hierro, sodio, cloro, manganeso, magnesio, cobre, cromo, zinc
  • Monosacáridos y polisacáridos como: celulosa, glucosa, manosa, aldopentosa, ácido urónico, ramnosa, acemanano.
  • Aminoácidos esenciales como: isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, valina
  • Aminoácidos no esenciales como: ácido aspártico, ácido glutámico, alinina, arginina, cistina, histidina, hidroxiprolina, prolina, serina, tirosina
  • Enzimas, aceites esenciales, ácido crisofánico.

Conviene saber que las maravillosas propiedades de la planta se pierden poco después de la cosecha. También es importante conocer que las propiedades de la planta se adquieren a partir del tercer año.
Resulta pues imprescindible observar la procedencia del Aloe vera que consumamos, sobre todo a nivel procesado, ya que por desgracia la competencia que suele haber en la venta de productos elaborados con esta planta, hace que la guerra de precios influya de manera sustancial en la calidad del producto.
Por desgracia, la palabra aloe vera ha sido utilizada de manera torticera para vender productos de ínfima calidad, que apenas poseen principios activos benefactores, tanto que en algunos casos, lo mejor que nos puede pasar es que no nos pase nada.

También te puede interesar: Abc del Aloe vera

Rina García
Diplomada en enfermería y terapias alternativas.
Comserpro – Enero 2015
© Todos los derechos reservados
Safe Creative

Este artículo ha sido visto 13.121 veces


Compártelo en redes
  • Yum