Cómo combatir el colesterol malo

Compártelo en redes

Conoce cómo evitar el colesterolcomo evitar el colesterol malo

Todos sabemos que tener el colesterol alto es perjudicial para nuestra salud. Sin embargo, el colesterol es una sustancia que genera el cuerpo humano y que es necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Entonces, si es necesario ¿por qué resulta dañino?

Antes de responder, hemos de saber que existen dos tipos de colesterol: el bueno (HDL) y el malo (LDL).
Conocido esto, diremos que lo que hace peligroso al colesterol malo es la cantidad. Si esta es alta, o lo que es lo mismo los niveles de colesterol HDL son elevados, puede afectar a nuestra salud, especialmente a nuestro sistema circulatorio provocando obstrucciones en las arterias y problemas de índole cardiaco.

El colesterol malo sólo se convierte en una amenaza cuando aumenta más allá de unos niveles considerados como normales.
Es necesario, por tanto, mantener ese nivel de colesterol por debajo del máximo permitido 160mg/dl, aunque lo deseable sería que no superara los 130mg/dl. Y para ello vamos a indicar como.

El colesterol malo sólo se convierte en una amenaza cuando aumenta más allá de unos niveles considerados como normales.

Básicamente, y en la mayoría de casos, son dos los puntos a considerar. La dieta alimenticia y el ejercicio físico.

La dieta alimenticia es fundamental para nuestra salud. Una alimentación sana y variada es garantía de un buen estado nutricional, ya que todos los alimentos, en su justa medida, son necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Dicho esto, existen alimentos cuyo consumo debemos restringir en buena medida. En ese grupo de alimentos se encuentran todos aquellos que contengan grasas saturadas como carnes grasas (cerdo, cordero, ternera), embutidos, salchichas, tocino, mantecas, mantequillas, aceites de palma y coco, bollería y dulces industriales, leche entera, quesos, mariscos, patés, etc.

Por el contrario, tenemos que aumentar el consumo de otros productos ricos en grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas como son los aceites de oliva, girasol y cacahuete, pescados en general y pescado azul en particular, frutos secos, nueces y almendras. A estos alimentos debemos añadir las verduras y frutas de todo tipo y la carne de ave preferiblemente sin piel.

Si sus niveles de colesterol son excesivamente altos, puede que necesite medicarse. Su especialista médico es quien debe recomendar el tratamiento farmacológico

Respecto al segundo punto, el ejercicio físico, cabe decir que es fundamental mantener un estilo de vida activo. Realizar ejercicio de forma diaria contribuye a quemar calorías y mantener un peso adecuado. Esto último es sumamente importante, ya que el exceso de peso favorece el aumento de triglicéridos y en consecuencia el del colesterol malo.

Lo ideal es hacer unas tres horas de ejercicio semanal, acudiendo a instalaciones deportivas, realizando ejercicios aeróbicos o montando en bicicleta. Y si esto no fuera posible, simplemente, caminar un mínimo de media hora cada día.

Como el colesterol no se puede detectar si no se realiza una analítica, es conveniente que se la haga, sobre todo si tiene más de 40 años. Para ello acuda a su médico y que se la programe.

Si sus niveles de colesterol son excesivamente altos, puede que necesite medicarse. Su especialista médico es quien debe recomendar el tratamiento farmacológico que debe seguir.

Recuerde, si tiene el colesterol alto, debe reducirlo. Es algo que debe tomarse en serio, ya que de no hacerlo corre riesgo su salud y su futuro. Además el colesterol puede dejar huellas irreversibles en nuestro cuerpo.

Felipe Félix
Naturópata y experto en medicina alternativa
En exclusiva para Comserpro – Octubre 2016
© Todos los derechos reservados
Safe Creative

Este artículo ha sido visto 5.399 veces


Compártelo en redes