Anuncios clasificados

Compártelo en redes
  • Yum

LOS ANUNCIOS CLASIFICADOS

Cómo publicar anuncios en internet gratis y de forma eficaz

Los anuncios clasificados son un servicio útil y eficaz del que nos podemos beneficiar para publicitar aquello que queremos vender, alquilar, cambiar o simplemente darlo a conocer.
Publicar un anuncio es fácil. Sin embargo, debemos ser cuidadosos a la hora de su redacción, si queremos que nuestro anuncio destaque y posicione sobre los demás.
También es importante conocer las características y condiciones del sitio web. Aunque la finalidad de la mayoría de sitios es la misma, debemos tener en cuenta otros factores que trataremos más adelante.

A continuación damos algunos consejos básicos que ayudarán a que el anuncio que publiquemos compita con mayores posibilidades de éxito.
Por supuesto, sólo nos vamos a referir a la publicación gratuita de anuncios, ya que para los sitios de pago apenas tiene sentido este artículo.

La mayoría de portales que trabajan la temática del anuncio clasificado suelen exigir, antes de la inserción del anuncio, el registro del anunciante. Perfil de anuncianteIncluso los hay, aunque son los menos, que requieren el registro del usuario para acceder a los contenidos anunciados.

Dejando de lado este último tipo de webs, lo normal es que se solicite el registro previo del anunciante. Este paso es muy importante y debemos conocer las ventajas de tal registro. A simple vista todos los registros son iguales, pero no lo son sus características o, mejor dicho, lo que nos ofrece el panel de cuenta una vez registrados.

El abanico de características es amplio. Desde la simple inscripción como medida de filtro, que no aporta nada al registrado, hasta paneles que permiten incluir todos los datos sobre nuestro perfil, (nombre, teléfono, ubicación, dirección personal, url de nuestra web, correo, avatar, etc.) A su vez, la posibilidad de editar o borrar nuestro anuncio.
Panel de cuentaLuego, es interesante que una vez registrados dispongamos del mayor número de herramientas posibles para gestionar nuestros anuncios.

Especial mención merecen los sitios que no exigen registro. Estas páginas de clasificados suelen acaparar infinidad de anuncios repetidos, mal ubicados, mal categorizados y sin apenas moderación. Son webs con miles de anuncios, pero que apenas son visitados por usuarios interesados en sus contenidos. En mi opinión carecen de relevancia de cara a resultados e incluso las nuevas directrices de los buscadores tienden a penalizar sus contenidos por duplicidad.

Como anunciantes debemos considerar cuan atrayente es el contenido del sitio para los usuarios. Cuanto mayor sea el número de personas que visionan nuestro anuncio, mayores posibilidades de éxito tendremos. Al fin y al cabo, con esta finalidad ponemos nuestro anuncio.

Voy ahora a referirme al anuncio en sí. Esto es, a su redacción y composición.
Un anuncio se puede dividir básicamente en tres componentes: título, descripción o contenido del anuncio e imágenes.

El título. Es la parte fundamental. No tanto por lo que exprese, que también, sino porque las palabras que lo forman entran en continua disputa por el posicionamiento en los buscadores.

Un título normal, muy usado, simple, con escasa singularidad, que tiene que luchar contra infinidad de títulos iguales, lo más probable es que se hunda en el ranking de resultados y pase inadvertido en las búsquedas.

El título no ha de ser ni muy corto ni excesivamente largo. Digamos que entre 25 y 45 caracteres. Ha de reflejar de forma singular nuestra acción, pero mejor bajo la perspectiva del posible comprador. Obviar el yo e introducir la conjugación en voz pasiva. Y, por supuesto, apoyarse en adjetivos que potencien el significado de la frase.
Resumiendo, el título ideal sería aquel por el cual el usuario realiza la búsqueda del objeto que anunciamos.

Personalmente prefiero siempre introducir la acción, p.ej. venta o compra, en el enunciado, aunque algunos portales no lo permiten, por el hecho de tener dicha acción diferenciada en  categorías.

La descripción. La descripción del anuncio ha de tener correlación con el título. Por lo general la extensión disponible suele ser grande (1.000 caracteres o más) lo que permite explayar el contenido.

ejemplo anuncio condensadoHa de ser lo suficientemente explicativa, detallada y entendible. Procurar que sea amable a la lectura. Utilizar párrafos, saltos de línea y separaciones que faciliten su visión. Es curioso ver como algunos anuncios concentran en mínimo espacio cantidad de información que se hace pesada de digerir.

Utilizar mayúsculas exclusivamente para remarcar alguna palabra. El abuso de mayúsculas en un texto dificulta su lectura, al margen de que para los puristas sea también una falta de educación. ¡No por mucho gritar te van hacer más caso!

Ejemplo anuncio espaciadoDependiendo de lo anunciado, es importante hacer mención al estado del objeto, a la garantía ofrecida, a la forma de pago, a las características, a la forma de envío o recogida, etc. etc. Datos que no hemos de obviar, cuanta más información detallada ofrezcamos, mayor interés despertaremos y también mayor seriedad y seguridad mostraremos.

No soy partidario de incluir datos personales en la descripción, salvo en los casos de anuncios de empresa. Estos datos, dependiendo del portal, se ofrecen en el perfil del anunciante. Además, hemos de pensar que si añadimos datos de orden personal, p.ej. teléfono o dirección particular, cualquier usuario va a disponer de ellos y pudiera actuar de manera delictiva.

Las imágenes. Bajo mi punto de vista, son fundamentales. Un anuncio sin imágenes carece de gancho. No quiere esto decir que no pueda tener éxito. Puede que si un objeto es muy singular llame la atención de un posible comprador sin necesidad de mostrar imágenes de él, pero en el 99% de los casos la imagen es imprescindible y debe formar parte del anuncio.

Hemos de procurar que las fotografías que adjuntamos al anuncio sean personales y a la vez de cierta calidad. Así daremos una sensación de seriedad. Si añadimos imágenes que no son nuestras, se notará y el anuncio perderá credibilidad.

El número de imágenes por anuncio es más relativo, ya que dependerá de la cantidad que permite subir el sitio web. Por otro lado, no es lo mismo apoyar la venta de un piso que la venta de un colchón.

En cualquier caso mi consejo es que el anuncio se acompañe de varias fotografías, es más, según el caso, también podemos aportar imágenes de video.

Por supuesto, el precio también forma parte del anuncio. En algunos casos es indispensable que aparezca y en otros no. Todo dependerá del tipo de anuncio. Necesario en caso de venta de objetos y prescindible en anuncios personales o de intercambio.

Para finalizar, conviene tener en cuenta que si subimos un mismo anuncio a diferentes portales, es importante que modifiquemos, aunque sea  ligeramente, tanto el título como la descripción. Recordemos que esto aumentará las probabilidades de indexación por parte de los buscadores.

No existe varita mágica que haga que un anuncio triunfe. Ahora bien, cuanto más nos pongamos en la mente del usuario y pensemos como tal a la hora de crear nuestro anuncio, mayores probabilidades de éxito tendremos.

T. M. García
Diplomado en CC Empresariales
Consultor y asesor de empresas
Implantación de nuevas tecnologías para pymes
Experto en Marketing y SEO
En exclusiva para Comserpro – Mayo 2015
© Todos los derechos reservados
Safe Creative #1505154098259

Este artículo ha sido visto 1.935 veces


Compártelo en redes
  • Yum

Deja un comentario