Rosa mosqueta

LA ROSA MOSQUETA
Su aceite y sus beneficios

La Rosa mosqueta es una planta perteneciente a la familia Rosaceae, que engloba a tres especies, Rosa moschata, Rosa canina y Rosa rubiginosa. Es un arbusto de ramas delgadas, flexibles y muy espinosas, que puede sobrepasar los 2 metros de altura.

rosamosquetaAunque originaria de Europa, en la actualidad se encuentra extendida por diversas zonas de nuestro Globo, en especial las regiones con clima templado, creciendo de forma silvestre en terrenos degradados, bordes de caminos y suelos pedregosos.

Sus hojas son compuestas, con 5, 7 o 9 foliolos, de color verde y borde dentado. Sus flores de color blanco y en ocasiones de tonos rosados dan origen a frutos secos llamados aquenios, con forma oval de hasta 2 cm., carnoso, coronado de cortaduras y color rojizo. Los frutos son ricos en ácido ascórbico y en menor medida, vitamina A, riboflavina, ácido nicotínico, málico y cítrico, azúcares, etc., y contienen un gran número de semillas de las que se extrae un aceite de color amarillo rojizo.

rosamosquetaEste aceite, con un altísimo contenido de vitamina C es usado por la industria agroalimentaria en la producción de dulces, mermeladas, jaleas e infusiones. También la industria dermo-cosmética lo utiliza en la elaboración de sus preparados, dadas las excelentes propiedades que posee.

El alto contenido de ácidos grasos de la serie omega-6, esenciales para el organismo humano, otorga al aceite propiedades de excelencia.
En su composición cabe destacar el ácido linoleico (42%-48%) y el ácido linolénico (34%-39%) que están estrechamente relacionados con la síntesis de colágeno y resultan muy importantes en los procesos bioquímicos relacionados con la regeneración de los tejidos y el crecimiento celular.

rosamosquetaPor su parte, el ácido trans-retinoico o tretinoina (0,01%-0,10%), con capacidad de reducir la tumorigenicidad de las células, repercute beneficiosamente sobre foto-envejecimiento, tratamiento de arrugas, disminución de tamaño y mejoramiento de cicatrices, reducción de las estrías, etc. Su uso viene avalado por la comunidad científica para tratamientos fisio-biológicos y estéticos para acciones preventivas o correctivas de la piel.

En medicina se ha utilizado en diversos trabajos de investigación, como tratamiento de cicatrices quirúrgicas (faciales y abdominales) tras la eliminación de los puntos de sutura, con resultados muy buenos. También el resultado ha sido positivo en casos de úlceras por decúbito y manchas en la piel por exposición al sol.

rosamosquetaLos últimos estudios científicos al respeto concluyen que este aceite retarda los signos de envejecimiento prematuro y aporta excelentes resultados en el tratamiento regenerador de la piel, tal como quemaduras, cicatrices, manchas, etc.

El aceite es muy ligero que se absorbe rápidamente. Su carencia de olor, su textura y su pH de 5.1 hacen que se adecue perfectamente a la piel. No tiene efectos secundarios y su única contraindicación, dado su alto contenido en lípidos, es que no se recomienda su uso en el caso de pieles grasosas y acné seborreico.

En dermatología se demostrado eficaz en procesos de regeneración, hidratación y nutrición, en la restauración y reducción de cicatrices y arrugas, por su acción antioxidante y antirradicales libres, por su actividad anti-inflamatoria, por revitalizar el fibroblasto, por aumentar el ritmo de microvascularización y oxigenación de la piel.

En cosmética se presenta en forma pura (aceite puro) o en diversas formulaciones (cremas, ungüentos, lociones, etc), y entre sus principales beneficios y aplicaciones cabe destacar,

  • Hidratación de pieles envejecidas.
  • Retarda y reduce las arrugas ocasionadas por la edad.
  • Atenúa las líneas de expresión.
  • Aclara y reduce las manchas oscuras y/o hiperpigmentación de la piel por excesiva exposición al sol.
  • Previene y disminuye las estrías.
  • Tratamiento de cicatrices producidas por quemaduras.
  • Previene quemaduras solares.
  • Tratamiento de cicatrices producidas por el acné
  • Mejora la dermatitis atópica.
  • Tratamiento de cicatrices quirúrgicas y queloides.
  • Atenúa los brotes de soriasis.
  • Tratamiento de melanomas.
  • Tratamiento de úlceras y llagas, en especial por decúbito y vasculares.
  • Tratamiento de piel seca y eczemas.

También se utiliza como bebida en forma de té de hierbas.  Tomado en infusiones, favorece la resistencia del organismo a enfermedad.  Ayuda a la disolución de cálculos biliares y renales, mejora los procesos enzimáticos, combate resfriados y controla catarros intestinales.  Es un diurético ligero y laxante.

© Redacción Comserpro Febrero 2006
Todos los derechos reservados


Este artículo ha sido visto 300.012 veces desde Enero de 2009